ERA PEOR DE LO QUE IMAGINÁBAMOS...

Escrito por matoeconomia 21-12-2012 en General. Comentarios (0)

26 de mayo de 2012

Carlos Sánchez Mato

 

 

Hace exactamente dos semanas, el Ministro de Economía Luis de Guindos cifró en 15 mil millones la cuantía total de ayudas públicas que el sistema bancario español precisaba en el marco de la cuarta (y no última) reforma del sistema financiero español.

El Gobierno ha vuelto a batir el record de velocidad en desmentirse a sí mismo después de la reunión del Consejo de Administración de BFA-Bankia el 25 de mayo. El "aquelarre" con participación variada de sensibilidades políticas y sindicales en su seno, reformuló las cuentas de Bankia del ejercicio 2011 que pasaron de reflejar 309 millones de beneficio a reconocer pérdidas superiores a los 3 mil millones. A continuación cifró en más de 19 mil millones de euros las necesidades inmediatas de capital público para reestablecer el equilibrio además de los 4.465 millones de euros ya convertidos en capital de BFA.

¿Descubrieron estas desviaciones "Goiri" y sus nuevos nombramientos en la última semana? Descarten ustedes esa clarividencia. La realidad de la entidad era conocida por el Consejo de Administración, por el Banco de España y por el Gobierno español al cual pertenece ese que debía estar "en el guindo" cuando afirmaba que la totalidad de ayudas públicas para el sector ascenderían a 15 mil millones de euros... Van 23 mil millones solo en esta operación a los que hay que sumar los quebrantos de Cataluña Caixa, Novogalicia Banco y Banco de Valencia en próximas fechas.

Nos mentían hace dos semanas y con toda seguridad nos mienten hoy al establecer las dimensiones del actual agujero económico del sistema bancario.

¿Sería exagerado considerar que no nos debe bastar a los ciudadanos con la dimisión de los Consejos de Administración que se han producido a continuación del anuncio de la "pequeña desviación"?

Era peor de lo que imaginábamos... No la quiebra del sistema bancario que, al menos desde la Plataforma para la Nacionalización de las Cajas de Ahorros tenemos claro, sino la desverguenza que nuestros irresponsables políticos demuestran semana a semana.