Economía para críticos e indignados

General

Los sacrificios de Rajoy: Fe de erratas

Escrito por matoeconomia 09-02-2013 en General. Comentarios (0)

Según me indica Ignacio Escolar, los 163 mil euros de ingresos adicionales de 2011 corresponden a un anticipo realizado por la editorial Planeta por la publicación de un libro y no a ingresos procedentes del Registro de la Propiedad. Al César lo que es del César.

 

Carlos Sánchez Mato

Los sacrificios de Rajoy

Escrito por matoeconomia 09-02-2013 en General. Comentarios (0)

9 de febrero de 2013

Carlos Sánchez Mato

 

El Presidente del Gobierno ha publicado en la página web de Moncloa la información correspondiente a sus declaraciones tributarias desde el año 2003 al 2011 y un avance de los ingresos percibidos en 2012. La última declaración presentada correspondiente a 2011 refleja unos ingresos procedentes de retribuciones del trabajo superior a los 243 mil euros (más de 200 mil los cobró del Partido Popular y el resto del Congreso de los Diputados). No está nada mal, pensarán los cerca de 6 millones de parados que hay en el país. Sin embargo, Rajoy no se limitó a esos ingresos. En su declaración tributaria figuran 163 mil euros adicionales procedentes de rendimientos de actividades económicas. Hay que suponer que ese importe corresponde a lo obtenido en virtud de su puesto de registrador de la propiedad que sacrificadamente ha "dejado" para dedicarse al servicio público. Eso sí, una cosa es "perder" dinero y otra cosa es dejar de cobrar por ello. En total, en el año 2011, Mariano Rajoy se ha "conformado" con 411 mil euros brutos anuales mientras los trabajadores de este país vivían por encima de sus posibilidades con salarios medios por unidad familiar 20 veces inferiores... Por supuesto, en esas cantidades no se incluyen las dietas exentas de tributación y que no han sido facilitadas por Moncloa.

 

La verdad es que nos quejamos de vicio. Este honrado servidor perdiendo dinero por dedicarse a nosotros y se lo pagamos criticando sus retribuciones e incluso poniendo en duda que haya recibido 25 mil euros anuales adicionales sin haber tributado por ellos. Incluso si así hubiera sido, sería normal que el señor Rajoy no lo recordase. Ingresando en torno a 35 mil euros mensuales, los 2.000 eurillos que Bárcenas apuntaba en su libreta no dejan de ser calderilla.

 

 http://matoeconomia.blogspot.es/img/rentarajoy2011.pdf

 

 

No solo pierden dinero las cajas: Los bancos también

Escrito por matoeconomia 26-01-2013 en General. Comentarios (0)

26 de enero de 2013

Carlos Sánchez Mato

 

Y sin embargo, lo disimulan mejor. Sabadell acaba de presentar sus resultados correspondientes al ejercicio 2012, primero en el que incorpora a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) después de la integración de su negocio financiero. En la presentación, se presume de haber alcanzado un resultado positivo de 81,9 millones de euros “en un ejercicio realmente histórico en que se ha situado entre las entidades sistémicas y más solventes del sistema financiero español”. 

Un análisis de los estados contables de Sabadell deja claro que la realidad es bastante más cruda de lo que las triunfalistas declaraciones de sus gestores dicen. El beneficio contable de la entidad se ha producido gracias a la operación extremadamente ventajosa de adquisición de la CAM.  Gracias a la misma, la entidad se ha podido apuntar un beneficio extraordinario de 933 millones de euros en concepto de “fondo de comercio negativo”.

¿En qué consiste ese rubro?: Sabadell adquirió por un euro el Banco CAM, poseedor de todo el negocio financiero de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Después de sanear las pérdidas derivadas de créditos incobrables, la entidad adquirida tiene un valor contable de 933 millones de euros y eso es lo que figura en la cuenta de explotación del Sabadell como resultado extraordinario. Es decir, el quebranto para las arcas públicas y el beneficio para los accionistas del Sabadell.  Además, se ha apuntado como ingreso un crédito fiscal de 349 millones de euros adicionales por las pérdidas que había sufrido Caja de Ahorros del Mediterráneo. No acaban ahí los réditos obtenidos por la privatización ya que Sabadell tendrá otro ejercicio para provisionar más de 400 millones de euros de pérdidas que esconde en su balance y que tendrá que aflorar en aplicación de los decretos De Guindos.

El resumen es que la entidad catalana habría perdido 1.600 millones de euros sin el “auxilio” prestado por el Banco de España con el dinero de los ciudadanos españoles.

 http://matoeconomia.blogspot.es/img/sabadell.pdf

SIN DINERO PÚBLICO, NO SON NADA

Escrito por matoeconomia 26-01-2013 en General. Comentarios (0)

 

26 de enero de 2013

Carlos Sánchez Mato

 

A pesar de las triunfalistas declaraciones pronunciadas recientemente por el Gobierno español, el sector bancario no ha solucionado aún sus graves problemas de solvencia. Hasta el mes de diciembre de 2012, las entidades financieras españolas han recibido más de 589 mil millones de euros de fondos públicos en concepto de ayudas. Únicamente el 13,72% del total son ayudas de capitalización mientras que el 86,28% han sido ayudas a la financiación de las mismas. Ayudas directas en forma de capital, seguros contra pérdidas futuras, avales a las emisiones de deuda, adquisición de activos ilíquidos, suelo e inmuebles, suscripción de participaciones o bonos preferentes convertibles y préstamos ilimitados del Banco Central Europeo. Toda una batería de variados instrumentos para mantener a flote a las entidades bancarias al que hay que añadir el aval implícito gratuito que el Estado está dando al permitir que un Fondo de Garantía de Depósitos en quiebra técnica y que no dispone de patrimonio garantice los depósitos que los ciudadanos tienen en las entidades hasta un importe de 100 mil euros. Solamente la confianza en que el Estado protegerá los ahorros de la gente y no la solvencia de los bancos permite su supervivencia.

Aunque la propaganda oficial intenta evitar la difusión de esta información, todas las entidades han precisado de ayudas públicas en mayor o menor medida porque la insolvencia habitual de las mismas se precipita en escenarios de crisis como la que vivimos en la actualidad. Culpabilizar únicamente a una parte del sector, concretamente a las cajas de ahorro, de la debacle no es más que un argumento interesado que no pretende otra cosa que salvar a los grandes bancos a costa de la fagocitación de las cajas de ahorro. Y todo ello realizado con enormes ayudas públicas.

En el mes de diciembre del pasado año se ha formalizado la última inyección que ha superado los 81 mil millones de euros si sumamos al capital desembolsado en las entidades ya nacionalizadas, las adquisiciones de activos por parte del “banco malo”. No será la última.  

 

 

Ver Cuadros de ayudas públicas al sector bancario español (Datos actualizados a diciembre de 2012)

 http://matoeconomia.blogspot.es/img/ayudabancos.pdf

¿Para qué pedir el rescate?

Escrito por matoeconomia 22-01-2013 en General. Comentarios (1)

22 de enero de 2013

 Carlos Sánchez Mato

 

En las últimas semanas, el Gobierno ha lanzado mensajes optimistas en relación a la mejora de las condiciones de financiación de la economía española. El resultado del clima más positivo aleja, según estas fuentes, la necesidad de un rescate por parte de la Unión Europea.

No deja de ser una cortina de humo (una más) lanzada por las terminales mediáticas afines: El proceso de rescate financiero ya comenzó hace tiempo y los datos de la evolución del endeudamiento externo no hacen sino reafirmar esta tesis.

 

Durante la última década, España ha recurrido de manera generalizada a la financiación externa para solventar el déficit de ahorro interno y de la balanza comercial.  Fueron los agentes privados los que incrementaron brutalmente su endeudamiento fuera de nuestras fronteras en el período 2002-2007, hasta el punto que el 99,2% de los más de 888 mil millones de euros de incremento de deuda externa bruta es atribuible a ellos. Cuando estalla la crisis económica en 2007, instituciones financieras y empresas, que fueron los que recurrieron sustancialmente a estos recursos, se vieron imposibilitados de acceder a los mismos, se produjo el colapso de los deudores. El shock del sector privado ha sido paliado con la intervención del Banco Central Europeo que ha sustituido los flujos que antes captaban en los mercados financieros.

En la siguiente etapa se produce una clara ralentización del crecimiento de la deuda externa bruta. Aún así, de 2007 a septiembre de 2012 se ha incrementado en más de 186 mil millones de euros hasta alcanzar la estratosférica cifra de 1,75 billones de euros (165% del PIB). Ahora bien, ha habido un cambio sustancial en cuanto a su composición. El colapso del acceso a los mercados de crédito por parte del sector privado, fundamentalmente de las entidades bancarias, ha modificado el mapa de la deuda externa bruta de la economía española. El sector financiero ha compensado sus enormes necesidades de liquidez con fuertes apelaciones al Banco Central Europeo (BCE) realizadas a través del Banco de España[1].  Eso ha supuesto un incremento de más 396 mil millones de euros hasta el mes de septiembre de 2012 lo que muestra la imposibilidad actual de obtener financiación ajena a la proporcionada por el sistema de supervisión público.  El proceso ha ido acompañado de un importante proceso de desendeudamiento de familias y empresas (casi 117 mil millones de euros).

Si analizamos de forma conjunta el período que va de 2002 a septiembre de 2012, se aprecia que el crecimiento de 1,075 billones de endeudamiento externo en el que ha incurrido la economía española se explica fundamentalmente por la actuación de los agentes privados. Si encuadramos el crecimiento de la deuda del Banco de España en el ámbito de las entidades financieras privadas que son las beneficiarias de la misma, tendríamos que más del 95% del incremento se debe a entidades financieras y otros sectores residentes[2].

Es una evidencia que el rescate ya se ha producido. Pero no se ha rescatado a las familias endeudadas con hipotecas sobre activos sobrevalorados y con rentas salariales (las que todavía disponen de ellas) en descenso continuo. La operación ha consistido en el salvamento parcial de los acreedores privados por parte del Banco de España que se subroga en la deuda que las entidades financieras han contraído con el Banco Central Europeo hasta acumular el 22,88% de la deuda externa bruta total.

 

 

[1] Ese dinero lo deben, en realidad, las entidades financieras, pero aparece en el balance del banco central. 

[2] Fundamentalmente grandes empresas que son las que tienen capacidad de endeudarse con inversores extranjeros.