Economía para críticos e indignados

La insostenible evolución de la deuda de la economía española

Carlos Sánchez Mato

22 de febrero de 2013

Aunque no haya merecido ni un comentario del Presidente del Gobierno ni del líder la oposición en el reciente Debate sobre el estado de la nación, tenemos un gravísimo problema de endeudamiento que no se soluciona con "tiritas". Es necesaria la cirugía y los responsables políticos no parecen dispuestos a abordar la cuestión.

No es discutible la grave situación económica que padece España pero lo que no parece tan clara es la causa de la misma. Es evidente que si erramos en el origen, es bastante probable que articulemos medidas equivocadas e incluso contraproducentes para conseguir soluciones a los problemas existentes. Y en el origen, como tantas veces antes, está la deuda.

Se responsabiliza en nuestro país al endeudamiento público derivado del déficit de las Administraciones Públicas de la actual fase de la crisis financiera (la llamada crisis de deuda soberana). Se sostiene que “no podemos permitirnos el actual nivel de gasto público”, que las prestaciones actuales del llamado Estado de bienestar están “más allá de nuestras posibilidades”. En definitiva, se plantea que la solución a la actual crisis es el equilibrio presupuestario por la vía de la reducción del gasto. 

La falsedad de esta tesis la demuestran los datos oficiales publicados por el Banco de España.

Es claro que en España hay un grave problema de sobreendeudamiento. Pero los datos muestran de forma clara que el sobreendeudamiento es fundamentalmente de origen privado y no público. Que el endeudamiento privado ha crecido en los ocho años previos al estallido de la crisis a un ritmo rapidísimo ligado en gran medida a la burbuja inmobiliaria y que los prestamistas de nuestra economía ven complicado el recobro de las cantidades prestadas a entidades financieras, empresas y familias en un entorno de crecimiento económico muy limitado y con el valor de las garantías inmobiliarias en caída libre. A partir de 2007 son las administraciones públicas las que incrementan su deuda de manera muy rápida, recogiendo el testigo de los agentes privados.  

Gran parte del crecimiento de la deuda pública es objetivamente ilegitimo dado que ha sido debido al proceso de “socialización” de las pérdidas y el rescate de parte del sector privado (instituciones financieras) a cambio de lastrar a las Administraciones Públicas con descomunales compromisos para el futuro.

El actual nivel de deuda es insostenible para instituciones financieras, empresas, administraciones públicas y familias. Si no se produce una profunda reestructuración que, inevitablemente debiera conllevar reducciones de la misma, el colapso financiero será inevitable.

http://matoeconomia.blogspot.es/img/evdeuda.pdf

Comentarios

socialización” de las pérdidas y el rescate de parte del sector privado (instituciones financieras) la mayoria del rescate ha sido a cajas de ahorros (segun la comision europa , entidades publicas) e incluso gente de iu como Alberto Garzón solo ese detalle. ;)

Añadir un Comentario: